Heridas y cicatrices

Aunque la araña de rincón tiene reputación de ser una araña más bien dócil, no se debe bromear con su picadura. La razón por la que se la considera dócil es porque se han dado casos en que las personas pueden vivir junto a ella durante años sin tener ninguna picadura.

Aunque en la foto un caso grave, la mayoría de las casos de las picaduras de araña de rincón no son tan importantes. En muchos de los casos se producen picaduras secas, que básicamente no tienen efecto secundario alguno. Sin embargo, cuando la picadura no es seca, y se inyecta veneno, es más probable un resultado como el mostrado abajo.

El cuerpo humano tiene una gran habilidad para reparar los tejidos afectados. En este caso, la condición llamada loxoscelismo ha causado mucho daño de tejido alrededor de la herida.

El paciente de la foto debajo (no el de la derecha) tendrá que pasar un periodo largo de cicatrización. El tiempo que tardará en curarse dependerá de su edad y de la efectividad de su cuerpo para reemplazar las células de piel muerta con otras nuevas.

Una herida como esta puede necesitar hasta dos años para que cicatrice completamente.

Afortunadamente, en muchos casos se suelen producir daños leves cuando las picaduras son en adultos. Sin embargo la búsqueda en la literatura de las palabras “Picadura y de rincón” muestra que el 65% de los niños deben someterse a cirugía para recuperarse de sus heridas. Como su piel es más delgada éstos son más proclives a desarrollar loxocelismo.

La lección que se debe extraer es que aunque el peligro de la araña de rincón se sobrestima, se debe procurar evitar encuentros cercanos con ella.

El artículo es: Complicaciones y Resultados de las picaduras de la araña parda reclusa en niños (Hubbard J & James L) en 2011.